¿Cómo organizar una fiesta sorpresa?

No hay nada más divertido que ver la cara de alguien al descubrir que le has organizado una fiesta sorpresa. Sin embargo, para que todo salga bien hay que seguir unas cuantas pautas. Aquí te las resumimos.

Elige la fecha

Para empezar a organizar la fiesta sorpresa tienes que escoger el día en el que la harás. Aunque parezca algo trivial, en realidad puede afectar mucho el resultado final de la celebración.

Por ejemplo, según el día de la semana habrá más o menos gente disponible. Generalmente los sábados y domingos son los días con mayor asistencia. Claro está, la elección dependerá de si quieres una fiesta sencilla o repleta de personas.

A su vez está la época del año. Si optas por una fecha de verano tendrás la posibilidad de hacer la celebración al aire libre. Sería distinto si en cambio eligieras un día de invierno, porque la lluvia representaría un obstáculo. De cualquier forma, nuevamente depende de qué tipo de fiesta sorpresa quieras.

Escoge el lugar

Tan importante como el día de tu fiesta sorpresa es el lugar donde la harás. Puedes escoger tu casa o pedirle prestada la suya a algún conocido o amigo. O por el contrario puedes reservar algún local destinado a ese fin.

Cada opción te dará sus propias ventajas. Pero cabe señalar que si reservarás un lugar tienes que hacerlo con antelación. Comunícate con el dueño o encargado al menos unas semanas antes de la fiesta. Si te descuidas alguien más podría adelantarse, y tendrías que reorganizar todo.

Ahora bien, independientemente de que el sitio sea tuyo o de alguien más, debes cuidar otra cosa. Es indispensable que puedas tener todo lo que necesitarás. Ya sea un refrigerador para las bebidas, un equipo para poner música e incluso mesas para la comida.

En la medida en que cuentes con todo eso podrás desenvolverte con mayor facilidad. Por lo tanto procura escoger un lugar que se adapte a tus planes. Si no cumple con tus requisitos, mejor desecha esa opción y busca otra.

Elabora la lista de invitados

Una fiesta sorpresa necesita gente. Por ende, elabora una lista con las personas que invitarás. Lo más conveniente es fijarte en quiénes querría el protagonista del evento que estuviesen allí.

No olvides que la celebración es para él/ella. Es fundamental que vea a sus seres más queridos. Asimismo, avísales con suficiente tiempo para que puedan organizarse y estar disponibles. Además, asegúrate de que todos guarden el secreto.

Prepara la decoración adecuada

La decoración es vital para que tu protagonista se sienta a gusto en la fiesta. Para prepararla debes pensar en el motivo tras la sorpresa. Si es una celebración por un triunfo académico, busca objetos decorativos alusivos a ello. Lo mismo si será por su cumpleaños, por su matrimonio, etc.

Pide ayuda para llevar a la persona a la fiesta

Todo el esfuerzo que has venido poniendo hasta aquí se vendrá abajo si no logras llevar a la persona al lugar. Este es el punto más importante de todos, puesto que es el sentido mismo de la celebración sorpresa.

Considerando todas las ocupaciones que implica planificar esta clase de fiestas, lo mejor es relegar esta tarea en alguien más. La persona que elijas para esto tiene que ser lo más cercana posible al protagonista de tu fiesta.

La razón es simple: al tener confianza, no dudará en ir a donde aquella le diga. De ese modo, tienes el éxito garantizado. Ya después, no faltará más que encargarte de que tu protagonista se divierta. Solo así habrá valido la pena todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El mundo nos necesita, somos una marca con propósito. Hacemos felices a nuestros clientes, pero también queremos ser un aliciente para el planeta y las personas que lo habitan.

Nos caracterizan valores como la solidaridad y la caridad. En consecuencia, nuestro enfoque está en el DAR y COMPARTIR lo que recibimos de manera abundante.

En Kembilove no nos limitamos a desarrollar un negocio próspero y exitoso, también tenemos un gran compromiso social. Nos gusta ayudar a quienes más lo necesitan, por eso destinamos el 2% de nuestras ganancias a obras sociales como reforestación de bosques, rescate de animales, ayuda a personas con discapacidades varias, comunidades de bajo recursos, entre otras.

Al comprar o distribuir cualquiera de nuestros productos, estarás contribuyendo con la construcción de un mundo mejor.